miércoles, 28 de enero de 2009

Por qué soy Anarquista

Rudolf Rocker


Soy anarquista, no porque crea en un futuro milenio en donde las condiciones sociales, materiales y culturales serán absolutamente perfectas y no necesitarán ningún mejoramiento más. Esto es imposible, ya que el ser humano mismo no es perfecto y por tanto no puede engendrar nada absolutamente perfecto. Pero creo en un proceso constante de perfeccionamiento, que no termina nunca y sólo puede prosperar de la mejor manera bajo las posibilidades de vida social más libres imaginables. La lucha contra toda tutela, contra todo dogma, lo mismo si se trata de una tutela de instituciones o de ideas, es para mí el contenido esencial del socialismo libertario. También la idea más libre está expuesta a este peligro, cuando se convierte en dogma y no es accesible ya a ninguna capacidad de desenvolvimiento interior. Donde una concepción se petrifica en dogma muerto, comienza el dominio de la teología. Toda teología se apoya en la creencia ciega en lo firme, lo inmutable, y lo irreductible, que es el fundamento de todo despotismo. A dónde llega eso, nos lo muestra hoy ( * ) la URSS, donde incluso se prescribe al hombre de ciencia, al poeta, al músico y a los filósofos lo que deben pensar y crear, y eso en nombre de una teología de estado omnipotente, que excluye todo pensamiento propio e intenta introducir con todos los medios despóticos la era del hombre mecánico.
Que también en nuestras filas hay seres que han sido atacados por esta peste y que quieren prescribir a cada uno lo que debe pensar, no es ciertamente alentador, pero tampoco debe asustarnos. Lo mejor que debe hacerse es no tener en cuenta tales pretensiones jactanciosas y seguir tranquilamente el propio camino. Ninguno de nosotros, ni siquiera el mejor, tiene para ofrendar verdades absolutas, pues no existen. Las ilusiones sólo cumplen su cometido cuando están inspiradas por el espíritu de la tolerancia y de la comprensión humana y no pretenden ninguna infalibilidad. Si no es así, todas las discusiones son infecundas y sólo se pierde en ellas un tiempo que podría ser mejor empleado.
Jamás en mi vida he estado tan firmemente persuadido como lo estoy hoy de la exactitud interior de nuestras concepciones. Justamente por eso, cuando un nuevo absolutismo brutal del pensamiento amenaza envenenar todas las ramas de la vida social, es preciso defender con todas las fuerzas el gran tesoro ideal de nuestros precursores. Pero eso no se hace elevando cada frase de nuestros grandes pensadores (escrita hace 100 años e incluso hace 50 años), con encarnizamiento unilateral, a la categoría de una verdad absoluta, sino aplicando a todos los nuevos problemas de la era novísima la filosofía de la libertad, y buscando para ella una actuación práctica. El Anarquismo no es un sistema cerrado de ideas, sino una interpretación del pensamiento que se encuentra en constante circulación, que no se puede oprimir en un marco firme si no se quiere renunciar a él. Esto es lo que sostuvo siempre Max Nettlau y lo que no deberíamos olvidar nunca. Cada uno de nosotros no es más que un ser humano, y como tal expuesto al error. Todos aprendemos solamente por las experiencias, los unos más, los otros menos. Pero los pequeños o grandes Papas que nos quieren prescribir lo que debemos pensar, no tienen felizmente todavía ningún valor en el movimiento libertario. La "línea pura" se adapta a los hombres del Kremlin y a sus adeptos, pero no ciertamente a nosotros. Por esta razón habría que examinar toda opinión y respetarla, mientras surja de una convicción honrada. El que se estima a sí mismo, estima también a los otros. Este es el fundamento natural de todas las relaciones humanas, lo único que es obligatorio también para nosotros.
________________________________________

(Rudolf Rocker, anarcosindicalista alemán nacido en 1874, fue una de las grandes figuras del pensamiento libertario en el siglo XX. Falleció a mediados de la década del ´50 en los EE.UU.)

jueves, 22 de enero de 2009

Lee el Talmud, goyim




Manuel F. Trillo
Rebelión


El Talmud es la ley oral (escrita ya) para los judíos, y en ese texto como en la Torah aprenden los niños en la Escuela Primaria en Israel. ¿Pero qué es lo que se enseña a los niños de Primaria actualmente en las escuelas de Israel?: el Ministerio de Educación lo ha incluido en su programa del curso 2005-2006 y deben aprender de memoria el texto que figura en la entrada del Parlamento (Kneset). Dice así: “La compasión hacia un no judío está prohibida, si le ves caer en un río o estar en peligro, te está prohibido salvarle porque todas las naciones son enemigas de los judíos y cuando un no judío entra en un foso, el judío debería cerrar el foso sobre él con una gran piedra, hasta que se muera, para que los enemigos pierdan un miembro y los judíos puedan preservar su sueño de la Tierra Prometida, ¡el Gran Israel!”. Está extraída del Talmud –más importante que la Torah- y ahí se enseña lo siguiente: “asesinar a un no judío siempre que sea posible es una obligación. Un judío es un pecador si puede asesinar a no judíos pero no lo hace. Asesinar a los no judíos agrada a Dios, porque la carne de los no judíos es la carne de asnos y su esperma es el esperma de animales” (goyim en hebreo, es decir todos nosotros, los no judíos). Creo que con estos mimbres se entiende lo que ocurre en el democrático Estado Judío de Israel. Quizás por eso, asesinar civiles no les preocupa, para ellos son goyms, “ganado” “animales”, y tanto les da que les da lo mismo, desde esa ideología que a nadie extrañe lo que le espera al mundo oriental y occidental. Cito el Talmud, no quiero que se me malinterpete, interpreta tú mismo, y recueda que esto enseñan a los niños en la Primaria: "Considera al Goyim como un animal bestial y feroz, y trátalo como tal. Pon tu celo y tu ingenio en destruirle." (Tomo 3, libro 2, cap. 4, art. 5); "Lo que un judío robe a un goyim se lo puede quedar.") ; "El goyim es una basura; un excremento." (Schulkhan Arukh, con las palabras del Rabí Josef Caro); "Todo los niños no judíos son animales." (Yebamoth 98a); "Vosotros israelitas sois llamados hombres, mientras que las naciones del Mundo no son de llamarse hombres, sino bestias." (Baba mezia, 114 c.1); "Allí donde lleguen los judíos deberán convertirse en patrones, y hasta que no logremos el dominio absoluto, debemos considerarnos como exiliados y prisioneros; hasta que no nos hayamos apoderado de todo, no debemos cesar de gritar: ¡ay, qué tormento! ¡ay, qué humillación!" (Sanhedrín fol. 104, c.1) "Las almas de los no judíos provienen de espíritus impuros y se llaman cerdos." (Jalkut Rubeni Gadol, 12 b); "El mejor de los gentiles debe ser asesinado". (Tractates menor, Soferim 15, Regla 10). "Asesinar un goyim es lo mismo que matar a un animal salvaje." (Sanhedrín 59 a). "¿Qué cosa es una prostituta? Toda mujer no judía" (Eben ha Ezer, 6, 8); "Las mujeres no judías son burras" (Berakoth 58 a). Sigue leyendo por tu cuenta, es muy instructivo.

Campaña para que israel sea juzgada por la corte penal internacional

mas alla de que este o no de acuerdo con las ideologias de esta gente, considero que si pueden hacer algo hay que apoyarlos..

martes, 20 de enero de 2009

Articulos sobre el genocidio en Palestina




20/1/2009
Preguntas a Obama
x Felisa Sastre

Es fácil hablar de sus hijitas y olvidar las hijas, mujeres y derechos de los demás. Y usted, señor Obama, lo ha dejado muy claro: ha apoyado a Israel y lo va seguir haciendo

Señor presidente electo de Estados Unidos,

En un artículo sobre su viaje a Israel el pasado verano, mientras visitaba la ciudad israelí de Sderot (cercana a Gaza y, antes de su ocupación, poblada por palestinos expulsados a la Franja y despojados de sus tierras, hogares y pertenencias) declaró que entendía la actitud defensiva del Estado judío porque si “Cayeran misiles donde duermen mis hijas haría cuanto estuviera en mi mano para detenerlo”(1).

No cabe duda del amor paternal que siente el nuevo presidente de EEUU, y los buenos sentimientos que expresa hacia los pobres niños israelíes aterrorizados por el lanzamiento de cohetes artesanales sobre sus escuelas y viviendas por los desalmados palestinos.

Llama, no obstante, la atención, que el Sr. Obama no haya caído en la cuenta de que desde el 29 de septiembre del 2000 al 30 de noviembre de 2008, el número de niños palestinos asesinados por las fuerzas armadas de Israel ascendía a un total de 952(2) frente a los 39 ocasionados por los cohetes- que no misiles, señor presidente-, procedentes de la franja de Gaza. Cifra, a la que hay que sumar los más de 300 menores muertos en el reciente ataque bestial contra los habitantes de Gaza.

¿Qué haría usted, electo presidente, para proteger a sus hijas si hubieran nacido en un campo de refugiados, donde los ataques con misiles de verdad, lanzados desde aviones de combate y helicópteros apaches ( pagados con sus impuestos y los de sus electores que tanto van a celebrar su llegada al poder), turban no sólo su sueño sino su vida entera desde que nacen?

Algún cínico y sincero prohombre israelí dijo en su día que si él fuera palestino sería combatiente de Hamás contra la ilegal y despiadada ocupación extranjera que dura ya sesenta años. ¿No se uniría usted a los valientes davides que sin Estado, ni fuerzas armadas para proteger a sus familias, tienen que recurrir a lo que Mike Davis califica como las fuerzas aéreas de los pobres?(3)

Imagínese que sus hijas, a las que tanto adora, careciesen de alimentos, de cuidados médicos, de escuelas seguras, de agua potable, de electricidad y de servicios higiénicos por causa de un bloqueo “defensivo” de una potencia ocupante que ni respeta las leyes internacionales, ni acata las Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU; de un país democrático que segrega a la población no judía y se apodera de sus tierras y de sus hogares cuando no los destruye. ¿Qué haría entonces?

Piense en sus idolatradas hijas sumidas en la pobreza más absoluta, desnutridas por la falta de piedad no sólo del ocupante sino de la denominada comunidad internacional. ¿Es capaz de imaginar tan siquiera lo que haría? ¿Acaso no resistiría, con las escasas armas a su alcance, a tanta ignominia y a tanta barbarie? ¿Se quedaría de brazos cruzados viendo cómo las torturaban día sí y día también, ante la complacencia de sus antecesores en el cargo? ¿Se consideraría entonces terrorista, por defender a los suyos, a su país y sus gentes?

Es fácil hablar de sus hijitas y olvidar las hijas, mujeres, propiedades y derechos de los demás. Y usted, señor Obama, lo ha dejado muy claro: ha apoyado a Israel y lo va seguir haciendo. Por eso, toda la parafernalia de su investidura para muchos de nosotros no es sino una ofensa y una farsa. Sus palabras, de momento, lo califican. Los hechos, hasta la fecha, también. Mientras ustedes, los poderosos, se regocijan con sus fiestas y cánticos celestiales, en Palestina, la gente muere de hambre, de desesperanza y de indignación ante las botas de hierro del ocupante. Y con ellos, millones de ciudadanos del mundo.

Notas

1. “if missiles were falling where my two daughters sleep, I would do everything in order to stop that."

2. Véase http://www.btselem.org/english/statistics/Casualties.asp

3. Mike Davis, Las fuerzas aéreas de los pobres, http://www.lahaine.org/index.php?p=14871



Fuente: La Haine

Comandos israelíes atan las manos a los varones, les tapan los ojos y les quitan la ropa

Alberto Arce
El Mundo


HOSPITAL AL AWDA (YABALIA) .- Nahed al Er, de 21 años, se encuentra herido grave en la cuarta planta del hospital Al Awda, en el campo de refugiados palestino de Yabalia (al norte de Gaza). Quiere contar su historia, pero cuando se dispone a hablar, uno de sus amigos -la habitación del hospital está repleta de acompañantes- recibe una llamada telefónica.

Le explican que fuerzas especiales israelíes entraron en la madrugada del lunes por la calle Shaimá, en el barrio de Atattra, al noroeste de Yabalia y casi lindando con Beit Lahiya. Mediante los altavoces, pidieron a las mujeres y los niños que evacuaran la zona y separaron a todos los hombres de edades comprendidas entre 12 y 45 años, para introducirles en el recinto de la escuela Maauwiya.

Posteriormente, les maniataron, les vendaron los ojos y les despojaron de sus ropas. Durante la noche, la temperatura en este campo de refugiados ronda los cero grados. Según los vecinos, que pueden verlo todo desde sus ventanas, se oyen gritos y golpes en el interior de la escuela. Se hace el silencio en la habitación del hospital.

Tras la interrupción telefónica, Nahed comienza a contar su trágica historia al enfermero jefe del hospital, Nayib Abu Guda. El joven vive muy cerca de la frontera, junto al Cementerio de los Mártires, a pocos metros del paso fronterizo de Eretz. "Escuché una bomba relativamente lejos de la casa y tras la noche que habíamos pasado decidimos evacuar. Mi padre, mi madre, mis dos hermanas, mi mujer y yo habíamos preparado el carro y la mula", explica.

"Le insistí a mi mujer en que recogiese más ropa y ella entró de nuevo en la casa. Fue entonces cuando escuche la explosión. Al recuperar el sentido, me di cuenta de que yo era el único que podía caminar. Azuzé la mula y recorrí más de dos kilómetros hasta que llegué al hospital. De mi familia todavía no sé nada. Cuando me fui ninguno se movía", lamenta el joven, gravemente herido. Veinticuatro horas después de lo ocurrido, las ambulancias aún no han conseguido llegar hasta la casa de Nahed. Los médicos no quieren decirle que toda su familia está muerta.

Shadi Abu Rabia, de 22 años, proviene del campo de refugiados de Beit Lahiya y desde anoche comparte habitación con Nahed. El también tiene una historia que contar. "Estaba en mi casa, alrededor de las 9 de la mañana. Oí una explosión muy fuerte y me acerqué a la ventana. Un misil había impactado de lleno sobre la casa de mi hermana. Vi cómo la evacuaban, herida, junto a mis dos sobrinos. Mis padres, mis hermanos, mis tíos y mis sobrinos formamos un grupo y echamos a caminar. Seríamos unas 25 personas. No llevábamos nada con nosotros", relata.

Fuente: Rebelion


Cronopiando
El terror de la “tregua”

Koldo Campos Sagaseta
Rebelión


Siguen cayendo las bombas en Gaza y Palestina. Ya no hacen ruido, ni revientan sus racimos de fuego sobre las cabezas de un pueblo cautivo, pero siguen sepultando en los escombros las vidas y esperanzas de los sobrevivientes.

Ya no levantan fumarolas de muerte ni abrasan los ojos sus malditos destellos, pero sobre Gaza y Palestina siguen cayendo las bombas del despojo, las bombas del asedio, las bombas del olvido, ante la atenta mirada de los ciegos.

“Gaza recupera la calma”, dicen los medios de comunicación, “vuelve la normalidad a Palestina”.

Los ciegos aprovechan la tregua para mejor no ver para otro lado.

Fuente: Rebelion






Alberto Arce graba como disparan contra un médico palestino tropas israelíes

viernes, 16 de enero de 2009

Ingobernables zine



salio el zine ingobernables si les interesa se lo piden a mariano
contacto: ingobernablesfanzine@hotmail.com y mariano87_864@hotmail.com
contenido: como dice la imagen entrevistas a los misterios de la letra, e.s.m.a y reina miseria, comedor el camino, reflexiones, delirios y no mucho mas..


Mensaje de texto desde Gaza
"No tengo armas"


Adham Khalil
Palestinechronicle

Traducido por Nadia Hasan y revisado por Caty R.


Aquí es horrible. Hoy ha sido el peor día. Había un montón de F-16 sobre nuestras cabezas y una lluvia de fósforo blanco caía del cielo.

Anoche no pude dormir. El estruendo de los bombardeos en el norte y el este nos mantuvo a todos despiertos.

La mayor parte del tiempo no hay electricidad en mi casa. Así que cuando la electricidad llega por una o dos horas toda la familia está ocupada. Recargamos los teléfonos móviles, la bomba de agua, hacemos pan. Pero he visto tantas cosas horribles en la televisión que a veces casi preferiría seguir sin electricidad.

De momento mi familia está bien pero me da vergüenza hablar sobre mi familia. No me gusta. Todo el mundo en Gaza es mi familia. Estamos sufriendo colectivamente, nos están castigando y olvidando colectivamente; y estamos muriendo.

En Gaza, cualquier sitio es peligroso. A las 5 de la tarde todas calles ya están vacías. Ni siquiera una persona sale de su casa en mi zona. Pero incluso en nuestras casas, no estamos seguros. Juro que a veces puedo oler la muerte que nos rodea.

No es verdad cuando se dice que ésta es una guerra entre Hamás e Israel. Soy un testigo ocular en Gaza y aunque puedan pensar que Gaza es un país y Hamás tiene un enorme y poderoso ejército, son mentiras. Las facciones palestinas no tienen tanques, aviones de combate ni buques de guerra. Tienen cohetes caseros, armas simples. No pueden hacer nada contra el enorme y poderoso ejército de Israel.

Estamos viviendo bajo un asedio total con asesinatos diarios y nuestras casas destruidas. Hamás y otras facciones palestinas están tratando de defender a los palestinos de las continuas matanzas, invasiones y ataques aéreos. La ocupación y las acciones israelíes en Gaza son acciones terroristas como lo son muchas de sus acciones y políticas que datan de su campaña de limpieza étnica en 1948.

Pero creo que ésta, ahora mismo, es la peor catástrofe que voy a ver en mi vida.

No tengo ametralladoras o armas. Lucho simplemente diciendo la verdad. Muchas personas me han preguntado si hay una manera de enviar dinero o alimentos. Pero lo que realmente necesitamos es nuestra libertad y un alto el fuego.

No guardar silencio sobre las masacres y el holocausto israelí de la población palestina. La petición de poner fin a este estado de sitio debe ser más fuerte que las bombas que llueven sobre nosotros.

(Este informe se ha elaborado a partir de mensajes de texto y llamadas telefónicas de Adham, y se adaptó para su publicación por el personal de Middle East Children's Alliance (MECA) debido a las dificultades impuestas a los habitantes de Gaza para comunicarse libremente con el mundo exterior).

Fuente: http://www.palestinechronicle.com/news.php?id=673c620b7a784aee595783bbbe8034e4&mode=details#673c620b7a784aee595783bbbe8034e4
Adham Khalil es residente del campamento de refugiados de Jabalya y líder juvenil de la Biblioteca Infantil Al-Assria. Visita su blog: http://nagyelali.blogspot.com/)

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=79091&titular=%22no-tengo-armas%22-

lunes, 5 de enero de 2009

Lastamosdando zine nº0



por diversas razones pero principalmente porque no queria atrasar la salida del zine lo pongo a su disposicion mediante descarga directa. esta hecho a la vieja escuela por lo que no se le puede buscar mucha estetica simplemente lean y si quieren comenten..

contenido:
entrevistas a Emancipacion Colectiva y la Huerta Orgazmika
Contrato social criminal http://elproyectomatriz.wordpress.com/
La semana tragica a 90 años
Dogmas Politicos
y mas

Lastamosdando zine nº0

sábado, 3 de enero de 2009

Los ojos de los niños



Por Osvaldo Bayer

Desde Bonn, Alemania



Mientras en una parte del mundo se celebraban las fiestas, en otros lugares se mataban seres humanos. Así se despidió el año 2008, así llegó el 2009. Civilización, o no, y barbarie. Pan dulce y bombas. El cinismo no conoce fronteras. Se mata y ya está. Por seguridad. Por los derechos de unos sobre otros. Recibimos el Año Nuevo con cuatrocientos muertos debajo del colchón, cien de ellos niños. Y cerca de dos mil heridos. La Franja de Gaza. Pueblos que ya tendrían que ser sabios por sus experiencias trágicas encuentran coincidencia sólo en la muerte. Esa muerte para la que el ser humano trata de encontrar una definición, una explicación, es usada como emblema de lo que llamamos civilización. Ahora es ya mucho más fácil. Se mata al enemigo desde aviones y, mejor todavía, a él y a toda su familia. A su mujer y a sus ocho hijos. O con cohetes, desde el escondite. Esos jóvenes que arrojan bombas desde aviones o desde escondites no se dan cuenta de que matan, de que exterminan la vida de otro ser, por lo general inocente. Pero arrojan bombas por “patriotismo”. Los discursos de los políticos intervinientes nos dicen claramente de su omnipotencia. ¿Tienen acaso el poder delegado de matar, de hacer matar? ¿Se los vota para eso? ¿Y qué pasa con Naciones Unidas, para qué está? Ni siquiera esa organización mundial es capaz de detener una guerra. Ese tendría que ser su principal motivo de existencia. Y no una masa burocrática de encuentros superficiales y desencuentros que ocasionan la muerte.

La muerte de niños. Lo lanzaron al aire y al papel, los medios: el bombardeo israelí logró la muerte de uno de los dirigentes principales de Hamas y también de su mujer y sus ocho hijos. Buena puntería. ¿Pero cómo, es que vivimos en el tiempo de los dinosaurios? No, vivimos el siglo de la mente humana. Por eso el papa Ratzinger en su mensaje de Navidad nos ha enseñado a rezar, rezar, rezar. ¿Rezar a quién? ¿A un Dios que permite en la “Tierra Santa”, donde nació su hijo de una virgen, que se cometan crímenes tan atroces, como que se peleen pueblos desde hace siglos por razones religiosas, que en el fondo no son otra cosa que razones de poder y de dominio? Alá, Jehová y Cristo. Tierra Santa que mata a sus niños.

¿Con qué habrán soñado esos niños la última noche en que vivieron? ¿Con juguetes, con hadas, con ángeles que les arrojaban espejitos de colores desde el cielo? Es lo mismo, porque nosotros les arrojamos bombas y los destrozamos. Habría que rescatar los ojos de esos niños en el momento en que estallaron las bombas.

Sí, está bien, los hombres de Hamas lanzan cohetes a Israel. ¿Y por eso hay que bombardear ciudades abiertas allí donde viven madres que crían a sus hijos? Ciudades que ni siquiera tienen refugios antiaéreos. Eso es fácil. Pero criminal de la peor cobardía, a su vez.

Tiene razón Israel en combatir el terrorismo, pero no con métodos cien veces más traidores que el cohete individual. Igual, tal vez, en su perversión, pero increíblemente menor que hacerlo desde aviones, en uniforme oficial y por orden de los responsables. No, además, esos actos de mostrar poder traen las consecuencias más nefastas, originan los odios de siglos, los deseos de venganza infinitos, que quedan en la historia de los pueblos. La única búsqueda de solución es recurrir a Naciones Unidas para que envíe una organización preparada en esta clase de conflictos, que encuentre la paz y no la venganza. No se arreglan los problemas con la muerte. Y más para un pueblo con la experiencia del judío, un pueblo que, con su conocimiento histórico de persecuciones, tiene que haber aprendido para siempre hacia dónde lleva el odio. Porque los crímenes del Holocausto han quedado para siempre en la conciencia del pueblo alemán y tendrían que quedar también para siempre en el pueblo que fue víctima. Porque no hay ninguna diferencia para un niño entre morir en una cámara de gas y ser destrozado por una bomba arrojada desde aviones oficiales.

Sí, el pueblo alemán aprendió para siempre lo que es cometer un crimen de lesa humanidad. Pero seamos sinceros: aprendió pero no tanto. Hay otra forma de hacerse cómplice de otros crímenes. Por ejemplo esto: la fabricación y venta de armas. Leamos las cifras oficiales. La exportación de armas alemanas del año 2007 alcanzó a 8,7 mil millones de euros. Es decir que exportó un 13 por ciento más que el año anterior. Con esto, Alemania ocupa el tercer lugar en el mundo de exportadores de armas, con el 10 por ciento, mientras Estados Unidos ocupa el primer lugar, con el 31 por ciento, y Rusia, el segundo, con el 25 por ciento. Pero aquí no acaba la cosa. Alemania exporta armas a China, India, a los Emiratos Unidos de Arabia, a Grecia, a Corea del Sur y a un sinfín de otros países. Sí, a los Emiratos Unidos de Arabia. Pero, y aquí está el nudo de la cuestión: también a Israel, Afganistán, India, Nigeria, Pakistán y Tailandia. Muy buen negocio. Ahí no se hacen discriminaciones, el que paga bien, a ése se le vende. Es sabido que los europeos –en este caso Alemania, Gran Bretaña, Francia e Italia– atraen a sus clientes deseosos de armas con financiaciones “atractivas” y la promesa de transmitirles tecnología nueva.

Entonces aquí hay que decir la otra verdad. No alcanza con que los alemanes se hayan hecho una severa autocrítica sobre los crímenes del nazismo sino que la verdadera autocrítica tendría que ser nunca más a las armas, nunca más hacer negocios con la Muerte y menos con países que tienen problemas con países lindantes ni tampoco aquellos que tienen problemas internos. No se es honesto si por un lado criticamos las guerras y las represiones y por el otro vendemos armas a países donde tienen lugar esos crímenes contra la Vida.

Hace pocos días se hizo en los medios alemanes un desusado elogio al ex primer ministro Helmut Schmidt, que cumplió noventa años de edad. Justamente, el político que apoyó la venta de armas a la dictadura argentina del desaparecedor Jorge Rafael Videla. Y se defendió en el Congreso alemán diciendo que lo hacía para “asegurar la fuente de trabajo de los obreros alemanes”, un argumento fuera de toda base ética. Porque si es por eso, que el gobierno alemán disponga de una suma para darles trabajo a esos obreros y que éstos se dediquen a fabricar juguetes para los niños.

Más todavía, el gobierno alemán asegura con fianzas oficiales la financiación de los proyectos de venta de armas, para lo cual se utiliza dinero del pueblo cobrado mediante los impuestos. Hace poco quedó en claro un escándalo producido por la constatación de que las fuerzas de seguridad de Georgia poseían modernas armas alemanas, a pesar de que el gobierno alemán había rechazado el pedido de ese país de venderle armas, ya que Georgia se encontraba en estado de guerra con Rusia. Es decir que podemos constatar que, en el caso de hacer negocios, se pisotean los principios básicos de lo que tiene que ser la ética en las relaciones humanas.

Las armas, las guerras entre los seres humanos divididos por estúpidas fronteras, tienen que pasar a ser un tema fijo en la vida de todos los pueblos del mundo. No a las armas, sí a la vida.

Han muerto cien niños en el bombardeo israelí de Gaza. Ya esa cifra podría servir de leitmotiv contra todos los bombardeos de ciudades abiertas. Nunca más la muerte de niños como acción de guerra. Salir a la calle en la protesta. Denunciar a los políticos que dieron la orden y a los generales y soldados que la cumplieron.

Sería al primer peldaño hacia aquel Paraíso en la Tierra con que soñaba Kant: la paz eterna.

jueves, 1 de enero de 2009

QUERIDO FBI.

A tres años del asesinato de un soñador.
El viernes 23 de Septiembre de 2005 una banda de 300 pistoleros del FBIrodeaban una vivienda en la localidad del Hormiguero, Puerto Rico. Con ellos se apostaron 20 francotiradores venidos de Virginia, EEUU. Uno de ellos alcanzo de un disparo al dirigente independentista Filiberto Ojeda Rios líder de Los Macheteros. A los 72 años Filiberto era la persona mas buscada por el FBI desde que se quito el grillete que le encadenaban para continuar con su lucha. El FBI mantuvo la casa rodeada por 24 horas y no intervino para dejar que el dirigente muera desangrado por la falta de atención médica.
“Ha tenido que ser un 23 de setiembre, cuando el independentismo rememora la proclamación en 1868 de la primera República de Puerto Rico frente al colonialismo español. El FBI escogió bien el momento, fieles a su estilo criminal y provocador, mientras cientos de personas escuchaban su mensaje en la tribuna de la Plaza de la Revolución en conmemoración del 137 Aniversario del Grito de Lares. A las cinco de la tarde, miles de hombres y mujeres lloraban, odiaban y se enorgullecían en la intimidad de sus hogares y oficinas. Pero, aún sin tener información sobre el operativo que acabaría con la vida del guerrillero, desde los primeros avisos de que le rodeaban, sus compatriotas y amigos sabían, absolutamente, sin lugar a dudas, que
Filiberto Ojeda moriría de pie con sus armas en la mano. El doctor Héctor Pesquera confirmó que Ojeda Ríos estaba vestido de camuflaje militar al momento de enfrentarse a los matones del FBI.” [1] “Ya sé que se preguntan, como mi hijo de seis años: Papá, ¿cuándo a vamos a ganar? Hijo querido, ya estamos ganando, porque para derrotarnos el FBI tiene que destruirnos por completo, pero nosotros, para vencer, no tenemos que demolerlos, sólo tenemos que resistir y continuar luchando como Filiberto. El FBI asesinó a Filiberto pero el líder machetero es mucho más que un mártir o una figura romántica; es la voz de la esperanza, es el guía de las nuevas generaciones que estudiarán su visión y cumplirán con su misión.” [2] El FBI pretendía aplacar la acción de rebeldía que significaba Filiberto Ojeda Rios, pero su muerte fue solo el comienzo. En el año 1976 Ojeda Rios se había ocupado de reagrupar a varias organizaciones armadas bajo el nombre de Ejercito Popular Boricua mas conocido como Los Macheteros. El 12 de enero de 1981 Los Macheteros, luego de una serie de acciones militares, bombardean en la Base Muñiz, en Carolina, Puerto Rico, nueve aviones de la Guardia Nacional Aérea de EEUU, destruyéndolos con bombas de iremita (un explosivo letal) y causando daños estimados en más de 50 millones de dólares lo que fue considerado como el ataque mas duro que se le había inferido a los Estados Unidos en su propio territorio. Luego, el 12 de septiembre de 1983, se encargan de expropiar más de siete millones de dólares de un furgón de transporte de dinero de la Wells Fargo en Hartford, Connecticut. Este dinero es utilizado para continuar la lucha guerrillera y para donar juguetes a los niños de un barrio de Hartford y de Puerto Rico el Día de Reyes. Estas son solo algunas de las tantas acciones de Los Macheteros. El 30 de agosto de 1985 el FBI desata un operativo especial contra Los Macheteros y detienen a 15 militantes de la guerrilla, entre ellos a Filiberto Ojeda Ríos tras un intenso tiroteo que se prolongó durante 45 minutos en un apartamento en Luquillo. El FBI acuso a Ojeda de ocho tentativas de asesinato en ocasión del tiroteo durante su detención. El juicio se celebró el 26 de agosto de 1989. Ojeda asumió su propia defensa esgrimiendo que había ejercido la legitima defensa frente a sus atacantes por lo que fue absuelto por el jurado que le dio la razón demostrando que el FBI lo que trataba no era de detenerle si no asesinarlo. Aun le quedaba un juicio en Hartford, Connecticut por la expropiación de los más de siete millones de dólares a la Wells Fargo. “El 23 de septiembre de 1990 se fugó difundiendo un comunicado en el que anunciaba su regreso a la clandestinidad y a la lucha. El entonces director de Claridad, Manolo Coss, encontró en la puerta de las oficinas del semanario un sobre con el grillete dentro y el mensaje. Entonces la figura del revolucionario se elevó aún más, dejando atónitos a todos los puertorriqueños y a los imperialistas estadounidenses. Ya anciano, cardíaco, con marcapasos, cojo y con gafas, Ojeda Ríos aún podía entregar mucho a la causa de la revolución, sobre todo, un gran ejemplo de coraje y valentía hasta el final.” [1] Ojeda decía que al pueblo lo desbandan cultural e ideológicamente: “No piensa más que en el baile, la baraja y la bebida, lo que permite que sigan los que están en el poder.” Sostenía que “La libertad no se conquista sin sacrificio”. Vivió y murió según sus ideas, y aun hoy su espíritu se encuentra en el corazón de cada puertorriqueño que conoce sus aportes para la libertad de su pueblo, en el corazón de todos aquellos latinoamericanos, europeos, habitantes de cualquier parte del mundo que creen que la libertad es la manera.

Los hombres mueren, las ideas no.
[1] Artículo: Asesinado el dirigente independentista puertorriqueño Filiberto Ojeda Rios www.antorcha.org [2] Dr. Michael González-Cruz


video

esto quedo afuera, por razones de tiempo, del zine que estuve haciendo y todavia no saque..
por puerto rico libre